La importancia de la nota simple a la hora de adquirir un terreno

 en la sección Blog, Rústico, Urbano

A la hora de adquirir un terreno, como es natural, querremos saber toda la información relacionada con nuestra posible compra. Y para obtener todos los datos acerca de un inmueble dispondremos de dos aliados primordiales: la información catastral y la nota simple. Toda la información de catastro es pública y gratuita y es por ello que nos bastará con acceder a su web para que, con una simple búsqueda por dirección, nos indique algunos de los aspectos vitales a tener en cuenta para comprar cualquier inmueble. En contadas ocasiones, puede existir algún tipo de error en catastro y cuando esta situación se produce os recomendamos consultar la entrada de nuestro blog acerca de las discrepancias catastrales https://blog.wannaland.com/terreno-error-catastro-comprar-suelo/

El segundo gran aliado del que hablábamos se trata de la nota simple y es acerca de ella sobre la que va a girar esta nueva entrada del blog.

La nota simple es un método fidedigno para conocer los linderos y predios vecinos de nuestro terreno a comprar, así como otras características y posibles cargas. Se trata de un documento oficial expedido por el Registro de la Propiedad, gracias a ella identificaremos al inmueble exacto, a sus titulares y toda su extensión, aspectos que pueden hacerse muy difíciles de dilucidar en la compra de un terreno. Los datos que contiene coinciden con los de las escrituras legales del inmueble, solo que se encuentran expresados de forma más resumida y sencilla para facilitar la labor de realizar consultas rápidas.

 

La información que figura en la nota simple

La información que podrás encontrar en cualquier nota simple será:

  • La identidad del titular o titulares del terreno así como su porcentaje de propiedad, la fecha de la escrituración y el nombre del notario que lo escrituró.
  • El número de identificación del inmueble en el Registro de la Propiedad.
  • El Identificador único de la finca registral (IDUFIR). Se trataría de un número que haría las veces del DNI para una finca.
  • Descripción física del terreno y sus accesos. Es decir, superficie útil y construida, localización en coordenadas, división horizontal, referencia catastral y si existe algún tipo de régimen especial como la protección reforzada en parques naturales.
  • Las cargas que pudiera estar soportando el inmueble. Tales como hipotecas, embargos, subastas judiciales, servidumbres… Hay que estar muy atentos a esto ya que las cargas no canceladas pasan a ser responsabilidad del nuevo propietario del inmueble.

Llegados a este punto es importante recordar que la nota simple tiene valor informativo, es decir que no tiene validez legal. El documento con validez legal que necesitarías para hacer valer cualquier aspecto de la propiedad sería la certificación registral.

 

¿Quién puede solicitar la nota simple? 

La información que figura en la nota simple es pública y por lo tanto podrá solicitarla cualquier persona interesada en conocer el inmueble. Por lo tanto, no es indispensable ser el propietario para solicitarla aunque lo habitual sería que él fuera la persona que la reclame y el comprador la obtenga por medio suyo. Cuando solicites una nota simpe deberás identificarte y exponer los motivos por los que requieres su expedición.

Los motivos que se considerarán legítimos para solicitar la nota simple según la web del Colegio de Registradores de la Propiedad son:

  • Investigación jurídico-económica sobre crédito, solvencia o responsabilidad.
  • Investigación jurídica sobre el objeto, su titularidad o limitaciones.
  • Investigación para contratación o interposición de acciones.
  • El solicitante es titular de algún derecho sobre la finca
  • Otros

 

¿Cómo puedo solicitarla? 

Existen dos vías para ello:

  • De forma presencial. Acudiendo al Registro de la propiedad más cercano para solicitarla, no te la darán al instante si no que habrá que volver en unos días para que te la entreguen. También será necesario pagar una tasa de unos 3 euros.
  • Solicitarla por internet. Es bastante más cómodo, basta con entrar en la web del Colegio de Registradores de la Propiedad y seguir los pasos que se indican. Puede tardar en recibirse en el correo electrónico desde unas pocas horas hasta un par de días. El precio de la tasa es de 9 euros.

 

¿Necesitas solicitar una nota simple?

En Wannaland contamos con expertos jurídicos que podrán asesorarte con cualquier aspecto legal referente a tu terreno. Contamos con una extensa red de colaboradores locales a nivel nacional en la venta de terrenos rústicos y urbanos asesorando y acompañando a inversores inmobiliarios. Sabemos cómo se mueve el mercado, qué opciones existen para cada perfil y, lo que es más importante, conocemos las tendencias del sector y dónde surgirán las oportunidades mañana.

Te invitamos a que nos contactes y nos cuentes más sobre ti y lo que estás buscando para que nuestros profesionales se pongan en contacto contigo con las mayores garantías.

No lo dudes y contacta con nosotros al siguiente número de teléfono 633 01 00 60 o en la dirección de correo electrónico info@wannaland.com. 

¡Cuenta con los mejores profesionales!

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar

Error en catastro a la hora de comprar terrenoComo afecta el pago del IBI a la hora de comprar un terreno